Ábrete al Amor, Musa

¡Hola, feliz 2022!

 

Desde Musas te mando un abrazo muy especial y te celebro, te veo. Honro tu camino y sé que vienes a dar lo mejor de ti, a progresar y expandir en tu camino, a ser coherente entre tu ser y tu Hacer. A crear tu vida como un reflejo fiel de lo que vienes a Ser.

¡Te tengo una invitación muy especial! Por primera vez, haremos un workshop en vivo de dos horas para que este sea tu año.  El próximo 19 de enero, haremos un taller de conexión con nuestro propósito, sueños y Manifestación para el 2022. Dedicaremos este espacio a visualizar, identificar tus proyectos principales y generar un plan de acción para volverlos realidad. Será un momento único para meditar, escribir, reflexionar y aclarar tu llamado.

Haz click en el siguiente botón si deseas inscribirte a este workshop, o si deseas escuchar la grabación luego.

Vamos a conectar con nuestra Esencia y a proyectar las semillas creativas y emprendedoras que deseamos sembrar este Año. ¡Va a ser muy poderoso este ejercicio!

Sigue girando la rueda de la Vida, y hemos llegado al inicio de un nuevo año. Este año trae una fuerte influencia de Venus, quien en los cielos es la creadora sagrada y esencia del Sagrado Femenino. Este año sigue trayendo tanta transformación, tanto cambio; estamos todavía dejando caer lo que debe morir, y estamos preparando la tierra de nuestras vidas para sembrar lo nuevo, lo regenerativo.

Venus es el planeta que nos conecta con el Amor. Nos conecta con la belleza y la resonancia femenina de Ser. Nos invita a meternos más en nuestro corazón y nuestras emociones, de expandir nuestra frecuencia desde el Amor.

En este mes de enero en Academia Musas profundizamos en esta frecuencia del amor y nuestras relaciones. Profundizamos en contenidos que tienen que ver con cómo nutrir mejor nuestras relaciones con nuestra familia, pareja y, más importante aún, con nosotras mismas. Nos entendemos como Artistas del Amor, tejedoras de nuestra realidad, Artistas de belleza y creatividad. El amor todo lo nutre, todo lo irriga, es el Agua en la cual nadamos todos.

Para mí, este camino ha sido uno de entender que mi relación con los demás es un reflejo y un espejo de mi nivel de amor propio. Todo amor hacia el otro se vuelve una reflexión de mí y de cómo me estoy realmente tratando.

¿Qué tanto te nutres, qué tanto te amas, en tus diálogos internos y en tus acciones? ¿Qué tanto te cuidas? ¿Qué tan sanos son tus límites amorosos? ¿Te amas en tus palabras contigo misma, en ponerte en situaciones que te apoyen, en que te respeten?

La vida es un camino largo de aprendizaje, una espiral que nunca para. Reflexionemos qué estamos sembrando en nuestra vida, si amor o división, si armonía y paz o drama y tensión, si comunicación honesta y verdadera o imposición y silencio. Siempre podemos vernos, dejarnos guiar por nuestra maestra interior, y hacerlo más en armonía con nuestra esencia que es Amor.

En este camino, estar en un círculo de mujeres es una manera muy profunda de conectar con ese amor de la sororidad, de vernos como hermanas, de nutrirnos de una manera sabia y amorosa con nosotras mismas.

El hecho de empezar a caminar, de dejarnos guiar, de ir en comunidad con otras mujeres, de compartir profundo y sanar compartiendo, de decretar lo que deseamos, se potencia en un espacio amoroso y acompañado. Por eso existe Musas, para estar al servicio de tu Amor Propio y transformación.

Me da mucha felicidad compartir con ustedes este testimonio de Paola Rojas, una colombiana que se mudó a Argentina hace varios años. Trabaja en el mundo corporativo y llegó a Musas hace un par de años a cursar el programa Mandala de la Musa.

«Necesitaba ser entendida… Me encontré con personas hermosas que al abrir su corazón me dieron luz en mis oscuridades… Me hicieron ver qué todas tenemos una carga…pero que también es nuestra decisión como nos ubicamos en la escena…con todo el equipo de musas, las chicas de mi Mandala…y en especial Contigo Ale, me siento muy agradecida, porque al encontrarme en Musas pude ir a esa voz interior, a aceptarme a amarme… y a dejarme guiar… y desde ese momento mi guía es más y más cercana y me llena de felicidad…  de esperanza, de caridad, de amor… todos los días han sido complicados, yo no he logrado entender tantos mensajes… tengo muchas excusas… pero estoy tan agradecida porque con Musas logré profundizar algo que ya venía naciendo en mi interior desde hace un tiempo…»

En este 2022, ¿cómo te vas a nutrir y llenar de espacios amorosos? ¿Cómo vas a buscar ese acompañamiento? Si deseas agendar una llamada de exploración conmigo, agenda aquí:

Conversemos acerca de las opciones de programas que te puedo ofrecer, para que empieces el año llena de inspiración, herramientas y mentoras increíbles. Te mando un abrazo,