Comienza a limpiar tu neblina – Bienvenida al Aspecto Amor Propio y Transformación

Hola Musa,

Estoy feliz de comenzar un nuevo ciclo de este hermoso recorrido del Mandala de laMusa. Y como tu Musa Guía, estaré muy conectada cada mes, a la energía de cada Aspecto. Porque me entrego en total devoción a este jardín que he creado, y que está diseñado para servirte, para inspirarte, para darte herramientas y bellas prácticas que te ayuden a fortalecer y nutrir. Espero que mi salvia nutra tus raíces. Deseo que te sientas a gusto en este jardín, para que luego puedas sembrar, conscientemente, el tuyo. Me entrego a mi misión, y declaro que:

Deseo más que nunca conectar

Deseo más que nunca sostener y acunar

Deseo más que nunca abrir mis alas a la vida.

Respirar profundo.

Caminar en la belleza de lo que he sembrado.

Materializar mis sueños.

Crear lo nuevo.

Co-crearen comunidad.

Y este ciclo comienza con la frecuencia del Amor Propio y Transformación. El centro del Mandala, de frecuencia Dorada. Del Elemento Eter. De símbolos como las vasijas de barro, las raíces, el centro de la Tierra, tu corazón como centro de todo. Y en nuestros dos programas, que están naciendo justo esta semana (qué emoción), estamos explorando mucho más en detalle, con audios, meditaciones, prácticas, herramientas concretas y canciones, cada uno de los Aspectos. Si quieres unirte a nuestro grupo, quedan cupos limitados aquí.

Por ahora, les puedo decir que el aspecto Amor Propio y Transformación resuena con los siguientes elementos arquetípicos:

Color: Oro

Elemento: Éter

Parte del cuerpo: Corazón

Símbolos: Árboles, raíces, sangre, vasija de barro, el centro de la tierra

Canción: Ahora Sí (Escúchala en Spotify)

Si deseas abrirte a la frecuencia de este Aspecto, puedes crear un altar en tu casa con algunos de los elementos. También puedes meditar con estos símbolos. Y conectar muy con tu interior. Musa, cuando hay mas caos e incertidumbre, cuando todo se ha cuestionado, roto, fragmentado…es cuando más podemos volver a nuestra esencia, a nuestro amor propio. Es como recorrer un gran ciclo de la rueda de la vida, volver a mí. Todo lo que allá afuera se mueve, se transforma y cambia, es ese mundo exterior. Y yo vuelvo a respirar profundo, para entrar en mi silencio. Y traer mi energía a mi amor propio, que todo lo crea y todo lo nutre. Somos esencia pura. Y a veces nos resistimos a pensar que lo que vemos en nuestra vida, lo difícil y desagradable, es también parte de nuestra creación. Y de alguna manera, al menos inconscientemente, lo es. Aprender a fluir y aceptar lo que no deseamos en nuestras vidas es difícil, nos aferramos a ideales y a exigencias creadas por nuestras mentes.Y no aceptamos todo lo que hemos creado allá afuera, porque en cierto nivel no nos estamos aceptando plenamente a nosotras mismas.Entonces, el amor propio es aceptación completa de mi misma, de todas mis sombras, todos los lugares donde no he permitido entrar mi amor, todas las cosas que me duelen profundamente en los demás, todas las percibidas injusticias…todos los bloqueos que erijo consciente e inconscientemente en contra del amor. Todos los juicios, críticas, quejas y lugares donde me he desempoderado. Donde no he asumido mi propia responsabilidad.

Y el primer paso de este camino del amor propio, es saber que Soy Suficiente.

Que me tomo y acepto, con todo lo que considero lindo y no tan lindo. Que lleno mi propia vasija, me nutro de mi misma primero, porque nadie sabe mejor lo que necesito que yo misma. Y que, como mujer libre y poderosa, merezco crear una vida coherente con mi alma más profunda. Con lo que hay en mi corazón.

A veces lo más difícil es vernos, realmente. Y saber qué hay en nuestro interior. Hay un mar de neblina puesto ahí por tantas situaciones, dolores, egos, creencias de los demás, que a veces nos perdemos en el mar de las proyecciones e imágenes de los demás y dejamos de conectar con lo que nosotras deseamos.

Te pregunto: tú, que deseas? Hazte esta pregunta en el silencio, hazla varias veces, y de varias formas. Píntala. Medítala. Báilala. Cántala. Llega a tu interior y comienza a limpiar tu neblina. Ahí, en esos lugares vagos y congestionados de chécheres y baúles viejos, está tu Amor Propio. Sácalo, escúchalo. Escúchate. Atrévete a ver lo que realmente eres. Eres Esencia, Respiro de Universo, hija de la Luna y de las Estrellas. Y mereces estar aquí, como creadora de tu Vida, única e irrepetible. Te mando un abrazo de Amor Propio y Transformación,

PD Te espero acá en el grupo para resonar juntas en la frecuencia del Aspecto del Amor Propio y la Transformación.

Si no lo haz hecho, te invito una ultima vez a que te unas al programa Online. Te agradezco enormemente que me estés leyendo y que quieras navegar este camino en compañía mía y de tantas otras mujeres valientes, del Mandala de laMusa y de este camino colectivo y experimental hacia un nuevo modelo y manera de expresar nuestro Liderazgo Femenino.

Te honro y honro tu camino