¿Cómo sentirme suficiente?

Estamos iniciando el mes de octubre, sintiendo finales y comienzos.

 
Por un lado, venimos de tantos meses de sentir pérdida, limitación, duelo y resignación. Este volver a la realidad nos ha abierto la posibilidad de vernos, salir, compartir con nuestros seres queridos. Siento euforia en el aire, siento el goce de explorar lugares y personas, el florecer de nuestras relaciones, de posibilidades, de volver a caminar este camino, ojalá un poco más ligeras y fortalecidas.

 
Siento también la gran celebración del comienzo de un nuevo ciclo de 9 meses en Musas. Vuelve a girar la Rueda de la Vida y así, desde Musas, nos conectamos con nuestros 9 Aspectos, mes a mes, para profundizar y explorar este aprendizaje multifacético.

 
¡Las mujeres que han llegado a explorar y cursar con nosotras son espectaculares! Son emprendedoras, rebeldes, exploradoras de caminos variados, traen la energía irreverente y pura de una aprendiz de la vida, de una sabia, de una Musa. Me honra acompañarlas, de corazón me encanta recorrer este camino de 9 meses de profundización en estos 9 aspectos.

Tenemos un grupo de casi 50 mujeres en nuestro programa Online y 3 inscritas en nuestro Mastermind Despertando a tu Musa® (aún hay 3 cupos, anímate!)

Puedes escribirle al WhatsApp de nuestra Asistente de Programas y Community Care, Maria Paula Anzola.

En estos 9 meses, recorreremos nuestros 9 aspectos de Vida.

Y empezamos por el Aspecto Amor propio y Transformación. Este Aspecto me vuelve a recordar, que el Amor propio es saber siempre Volver a Mi.

Puedo estirarme, ir y venir, subir y bajar, ganar y perder. Al amor propio y mi camino a la transformación se tratan de volver a mi Esencia, a mi autenticidad, a eso que me hace vibrar de manera única y fiel a mi corazón.

Eso es lo que busco en mi vida. Saber cuando volver. Saber cómo nutrirme. Saber que cada vez que me caigo, me levanto y yo misma estoy para rescatarme, para darme amor, consuelo y consentimiento.

En este aspecto, lo que vemos y profundizamos es:

  • Sentir tu vida, y entenderla como un camino largo y continuo de aprendizaje y autoconocimiento.
  • Entender lo que hay en el fondo de tu alma, y volver conscientes tus deseos, anhelos y eso que te hace única.
  • Abrazarte y amarte, validarte a ti misma todos los días.
  • Sanar y reescribir tus narrativas, con amor y sabiduría.
  • Redefinir y crear tu propia versión de la felicidad, el éxito y el liderazgo.
  • Conectar con tu propia voz y sabiduría, encontrándote a ti misma como tu propia maestra.
  • Reconocer tu capacidad de gestar la vida que deseas y sabes que puedes lograr.
  • Activamente buscar llegar a la mejor – y perfectamente imperfecta -versión de ti misma.
  • Permitirte gestar tu vida exterior como un reflejo de tu proceso interior y de tu amor.

Entonces, te invito a que vuelvas a ti y fortalezcas tu Amor Propio, con prácticas y espacios diarios para reflexionar, para escucharte y para darte ese espacio sagrado que está en tu interior.