Bienvenida al Aspecto: Sanas y Libres

Bienvenida al Aspecto del mes: Sanas y Libres

Me da mucha felicidad compartir este Aspecto contigo. En este Aspecto exploramos nuestra habilidad de sanarnos a nosotras mismas. Y sanar nuestro sistema. De honrar nuestros síntomas y mirarnos profundamente. Porque de acuerdo a la teoría sistémica, estamos inevitablemente conectadas con nuestros sistemas.

Este portal tiene los siguientes elementos arquetípicos:


♦ Color: Turquesa

♦ Elemento principal: Agua.

♦ Parte del cuerpo: Columna vertebral, huesos, sistema linfático, tiroides, sistema hormonal, glándula pineal

♦ Símbolos: Mar, ríos, energía kundalini, doble hélix del ADN

 Animales Totémicos: Ballenas, serpientes, tejón

Aspecto: Sanas y Libres

En este Aspecto, lo que ves y trabajas en ti es:

♦ Revisar tus síntomas y empezar a leer sus mensajes, para poder entrar en un estado de sanación contigo misma.

♦ Entender tus síntomas y su conexión con tus dinámicas familiares y ancestrales.

♦ Honrar tus síntomas como el lenguaje que se escribe en tu cuerpo de mensajes y creencias, tanto generadas por ti como recibidas por parte de tu linaje y entorno.

♦ Reconocer tu capacidad de sanarte a ti misma y de reescribir el lenguaje de tu cuerpo.

♦Honrar tus propias dinámicas e historias, y liberarte de cargas que no necesitas para vivir desde tu libre albedrío, conectada con tu propia misión de vida.

♦ Conectarte amorosamente con tu cuerpo y sus síntomas para entender sus mensajes y sanar dinámicas que no te sirven.

♦ Conectar con tu capacidad de generar un estado de salud cada vez más sano y libre de cargas que no te corresponden.

♦ Reconocerte como sanadora de ti misma y luego de tu entorno, y entenderlo como parte de tu misión de vida.

Entendemos cual es el enfoque sistémico para mirar las enfermedades y los síntomas…

El enfoque sistémico, que es en esencia una nueva visión cuántica de la realidad, fue desarrollado por un cura-siquiatra-filósofo alemán llamado Bert Hellinger (El Amor del espíritu. Un estado del Ser (2009)). El vivió con comunidades africanas muchos años y observó en sus rituales y su manera de interactuar una profunda mirada integral, de comunidad y de sistema. Y decidió incorporar esa mirada a sus terapias, con gran éxito. Este nuevo enfoque terapéutico coincidió con la emergencia de la nueva ciencia, tanto la física cuántica como la teoría del caos, la cual rompe los paradigmas de la ciencia clásica newtoniana de un mundo inmutable y de la separación del sujeto y el observador

La nueva física demuestra que el mundo no es lineal, que todo y todos estamos conectados, que el observador y su consciencia son creadoras de sus realidades, y que somos inevitablemente elementos indivisibles dentro de sistemas. También surge la epigenética, la cual ve que hasta nuestros genes, cosa que considerábamos inmutable, pueden cambiar como resultado de traumas o eventos específicos (Joachim Bauer, Los Genes No son Autistas, 2004). Al entender todo esto la teoría del individuo, la cual se desarrolla desde el pensamiento racional europeo y que postula que cada ser es único y no sujeto a fuerzas mayores del pasado, se resquebraja.

Es así como la ciencia hace todo un giro y se empieza a acercar al conocimiento ancestral, a las filosofías originales de la India, al budismo y sus enfoques, y a los indígenas de América quienes siempre han conocido y entendido este enfoque, que un individuo es parte de un todo, que ese todo va mucho mas allá de las tres dimensiones que podemos percibir con nuestros sentidos – algunas culturas hablan de 9 dimensiones. Que todos estamos conectados y que somos co-creadores del universo.

Los sistemas no operan bajo las mismas reglas que las que dictaminaba el mundo newtoniano. Los sistemas operan bajo sus propios principios (ver teoría de sistemas).

La primera regla es que los sistemas tienen a la homeostasis, o a la estabilidad – lo cual, tomando un ejemplo de la ecología, en los ecosistemas se llama resiliencia…una propiedad ineludible de un sistema es que busca volver a sus estado de equilibrio original, y hará lo posible para lograrlo. Por esto los modelos lineales que predicen el cambio climático no sirven, porque un sistema opera de una manera completamente distinta…los sistemas van de punto de equilibrio a punto de equilibrio, pasando por el caos y el desorden a un nuevo estado de orden.

La segunda regla es la regla de la pertenencia, la cual es comprobada científicamente. Cuanto tu tienes un sistema y le quitas algo, le sacas o excluyes algo, el sistema hará lo posible por compensarlo. Incluso entrará en un estado distinto, para traer a ese elemento que fue eliminado.

La tercera regla inmutable es que cualquier acción al sistema generará una reacción
…cualquier cambio, o introducción de un elemento nuevo, inevitablemente generará una reacción opuesta, una resistencia. Hay que generar lo suficiente del elemento disruptor y en el momento adecuado para generar lo que llaman los “tipping points” de los cuales habla Malcolm Gladwell en uno de sus libros. Y así funciona cualquier sistema humano …piensa en el sistema del capitalismo, y el de las inversiones, y verás que estas reglas están siempre presentes. Que en los sistemas políticos y organizacionales siempre encontrarás resistencias y barreras a los cambios porque están buscando mantener su estado original, y que la evolución del cambio se da de manera no lineal (Schumpeter, y sus teorías sobre la innovación y el creative destruction…)

Entonces qué rol juega la enfermedad en un sistema familiar? Si todos estamos conectados, lo estamos no solo en el presente, sino también en múltiples dimensiones de espacio-tiempo. Y es así como nuestros cuerpos son como un gran banco de memoria. En nuestras células, en nuestros genes, en nuestros órganos, pero también en nuestros cuerpos más sutiles emocionales y energéticos, se encuentran memorias guardadas de nuestros antepasados. Son esencias de eventos, de creencias, de sufrimientos y traumas.

Como dice Brigitte Champetier en su Libro Constelar la enfermedades desde las comprensiones de Hellinger y Hamer: “El cuerpo es la interfaz entre el individuo y su sistema…”. Es en el cuerpo donde se manifiestan los síntomas. Y síntomas de qué? De traumas vividos por cada uno, pero también y aún más importante de exclusiones y eventos que se dieron en el pasado. En nuestros ancestros. Ahí están latentes conflictos no resueltos y más que todo, exclusiones. Estas dinámicas se expresan, encuentran su voz, a través del síntoma. Y cada síntoma expresa un conflicto, una emoción, subyacente. El síntoma representa eso que fue excluido, no mirado, no asimilado, no aceptado en el sistema familiar.

Christian Fleche en su libro El cuerpo como herramienta de curación – analiza este mecanismo de conflicto – síntoma y muestra cómo la enfermedad es un camino de aprendizaje y reconciliación con esos conflictos, muchos de los cuales vienen de antes de nacer y son heredados. Están en el subconsciente pero los llevamos con nosotros sin estar conscientes de ello.Muchas veces las enfermedades son expresiones de fidelidad a nuestro clan. En cada familia, hay víctimas y hay perpetradores, ambos de los cuales pudieron ser excluidos del sistema. De manera subconsciente, desde el alma del sistema los que vamos llegando después recreamos dinámicas para traer el equilibrio al sistema, o compensamos por dinámicas que les pertenecen a esos ancestros o nos enfermamos “por” ellos. Todo esto sin darnos cuenta conscientemente.

¿Cómo se aplican estas terapias?

Es muy sencillo. Este es un tipo de terapia conocida como estratégica, corta, que va directamente a eventos importantes y luego “constela” o recrea una imagen mental de la familia y el evento. Se puede hacer con mas personas, donde estas personas se paran e interpretan a diferentes personas del sistema, o se puede hacer individualmente con objetos o muñecos, dibujos o hasta cubos de lego. La posición de las personas o objetos es muy revelador y muestra las dinámicas subconcientes del sistema. Yo lo he hecho mil veces, y es impresionante. Cualquier persona que lo haga siente en su cuerpo lo que siente la persona a la cual están representando, dado a que entran a un campo energético donde reciben esta información y la pueden expresar.

Al traer a la consciencia la dinámica, la persona ve y tiene una gran descarga emocional, se conecta y entiende desde el alma. Luego toma tiempo asentarlo. Y se puede complementar con mas terapias para seguir explorando dinámicas y seguir trabajando.

En fin, el camino a la sanación desde esta perspectiva, implica a través de estas terapias cortas escuchar y ver al síntoma para ver qué esta expresando, ver lo no visto o excluido por el sistema, reconciliar e integrar todo esto a uno mismo, y así neutralizar la fuerza de la enfermedad. Al integrar, se neutraliza y se sana.

En últimas, es pasar de la fragmentación a la integración, de todo…de luz y de oscuridad, de todas las lealtades invisibles que nos atan y todas las creencias que adoptamos, las memorias de nuestros ancestros, es aprender lentamente a aceptar desde el alma (lo cual no es tan fácil y toma tiempo) a todos los miembros de nuestro sistema y de incluir a todos los que fueron excluidos.

Al incluir y aprender a honrar a cada miembro de nuestro sistema, nos aprendemos a amar a nosotros mismos con todo… con todas esas facetas, historias, culpas y eventos. Y nos dejamos de ver fragmentados a nosotros mismos y nos podremos amar a nosotros mismos con toda. Y luego, seremos capaces de ver al otro no fragmentado sino completo. Y podremos aprender a amar verdaderamente al otro ser integro, con toda su complejidad, todas sus dimensiones, toda su luz y toda su oscuridad.

Es pasar de la oposición entre la luz y la oscuridad (imagen de dos puños enfrentados, uno negro y uno blanco) a pasar a la imagen del yin yang donde son complementarias las dos fuerzas y donde cada una contiene un poco de la otra para ser completa.

Entonces Musas, les deseo una vida cada vez más en sanación y libertad!

Este mes compartiremos estas prácticas y abriremos la frecuencia de la sanación. Nos vemos en nuestro grupo de Comunidad Musas!

O si estas en uno de los programas online, ahí también puedes compartir!
Un abrazo,
Alejandra.